salsa barbacoa

Salsa barbacoa: entre las más amadas

La salsa barbacoa es de las preferidas para determinados platos populares. Entre ellos, el más famoso es el de costillas a la barbacoa, un tradicional plato de origen sajón y más concretamente lo identificamos como de Norteamérica.  De los Estados Unidos nos llega este sabor peculiar y de los restaurantes de comida típica de aquel país que han dado a conocer la salsa en el resto del mundo.

No deja indiferente al paladar, siendo quizá la que más pasiones encontradas levanta porque es picante a la vez que ahumada y dulce, una combinación singular que no ha sido inconveniente para que triunfe en otro de los platos de comida rápida internacionalmente conocidos: la pizza. Esta masa horneada ha adoptado también la salsa bbq como una de sus bases para una variedad de pizza y ya forma parte del repertorio igualmente internacional en pizzas.

Con este reconocimiento a su esmerada receta, no podía ser menos que terminase abriéndose hueco entre las salsas comerciales más consumidas del mundo. Está en el olimpo de las salsas como la mayonesa, el kétchup, la mostaza o la soja, todas ellas de consumo masivo y que venden millones de unidades en todas las superficies donde adquirimos alimentación.

Así que no es de extrañar que forme parte de la compra familiar porque se utiliza en la elaboración de las costillas asadas de cerdo, en las patatas fritas como salsa de acompañamiento, y también con las verduras rebozadas. Sin olvidar que el pollo asado y las alitas de pollo asadas también combinan con excelente resultado con la salsa barbacoa, como la famosísima Hunt’s.

Es por tanto, uno de los aditivos que se tienen en cuenta en la mayoría de los hogares para esas fiestas familiares en torno a la barbacoa. Acompaña bien con las salchichas y al lado de la mostaza, pero también comparte gustosamente al lado de la mayonesa y la carne asada de cerdo en todas sus variantes de corte. Es rotundamente significativo su sabor de sobresaliente paladar ahumado pero a la vez termina resultando algo picante mientras se puede apreciar el tono dulce que la hace tan característica.

Y antes de que la pudiésemos encontrar en las numerosas marcas que la comercializan, tanto españolas como americanas e inglesas sobre todo, el misterio de la receta se había hecho arduo de perseguir. Todo el mundo quería saber qué ingredientes y modo de elaboración tenía lugar en el resultado de semejante paladar de prolongado regusto.