asesoria de franquicia

Aprender con asesoria de franquicia

A continuación te haremos un listado con los términos más usados en este mundo, de forma que entiendas a la perfección lo que tu asesoria de franquicia te quiere decir, y puedas ubicarte más cómodo en los negocios, al momento de asumir riegos o invertir en futuras expansiones.

Pre apertura: Implica todos los gastos operativos y logísticos necesarios de ejecutar antes de inaugurarla, está sujeto a permisos de sanidad, trámites legales junto al franquiciatario, optimización de las instalaciones, habilitación o cancelación de servicios públicos del local, selección del personal principal, capacitación, mercadeo de apertura y demás.

Asesor: Lo que necesitas para emprender en este negocio. Es aquel especialista que se encargará de evaluar tus posibilidades y brindarte las opciones de franquicias rentables que más se ajustan a tu presupuesto y garantizan ganancias.

Asistencia técnica de apertura: Comprende la asesoria en franquicia dispuesta durante los primeros días en funcionamiento de nuestro negocio, a fin de verificar la estabilidad de nuestra organización y cuidar los intereses de reputación que tiene la marca.

Aviso Comercial: Recurso en que deberás apoyarte cuando inicies tu franquicia, es el anuncio al público de tu negocio, los productos y servicios que tienes para ofrecer y el llamado a tus clientes para que visiten el local. Apoya tu mercadeo en esta área a través de ofertas llamativas y mensajes emotivos que superen a tu competencia.

Capacitación: Proceso en el cual el franquiciante brindará un apoyo de adaptación al negocio para tu personal, donde obtengan los conocimientos básicos para operar: generalmente se imparte durante la pre apertura, y continúa constantemente a lo largo del funcionamiento del negocio.

Check List: Se refiere al control de calidad de todos los aspectos básicos que definen un business como este, desde atención al cliente, calidad de servicio, organización administrativa, responsabilidad gerencial, e incluso limpieza y mantenimiento de las instalaciones.

Contrato de Franquicia: Es el acuerdo que involucra tanto al franquiciante como al franquiciatario, para ceder el derecho a utilizar la marca y los recursos que caracterizan al negocio, contemplados en éste, derechos y responsabilidades de parte y parte.

Cuota Inicial: Es la inversión primaria que otorga el franquiciante al franquiciatario, para obtener los derechos de usar la marca, recibir la capacitación de personal necesaria para la operatividad del negocio y constante asistencia técnica. Es imprescindible en este caso la ayuda de una asesoria de franquicia como T4franquicias.