Centro de negocios Madrid para autónomos y empresas

Cuando se es un profesional autónomo, es probable no contar con una oficina propia o que esta sea el domicilio particular. Sin embargo, para muchas ocasiones que se presentan en el trabajo, contar con un centro de negocios Madrid puede ser la solución perfecta.

Es el caso de las empresas de pocos socios que tampoco cuentan con sede social, uno de los activos fijos en ser el primero en desaparecer debido a la inversión que exige y a los compromisos que se adquieren, tanto en propiedad como en alquileres de corte tradicional.

Ante esta nueva fórmula que acompaña a los nuevos profesionales de hoy, alquilar un despacho por horas o días se presenta como una solución a la medida de cada usuario y las circunstancias que le rodean en determinados momentos. Pudiendo optar a estos centros donde el servicio estrella es alquilar oficinas por tiempo determinado, el recurso basado en sede de la empresa queda solucionado.

En la capital madrileña comenzaron a nacer centros de negocios hace más de tres lustros y actualmente este servicio ha alcanzado su madurez. Lo cual no significa que no sigan abriendo espacios dedicados a alquilar despachos, sino que es un servicio conocido y utilizado por diferentes perfiles de usuarios ligados al panorama laboral.

Sobre todo los autónomos y pequeños empresarios son los que más se benefician de recurrir a un centro de negocios Madrid. Prescindiendo te locales fijos y oficinas con el condicionamiento de los contratos de alquiler, es mucho más práctico para ellos pagar puntualmente por los servicios de una oficina alquilada con todos los extras que quieran añadir.  Finalmente abonan la factura y este gasto tiene el mismo valor que llenar el depósito del automóvil o abonar la factura del teléfono móvil.

Los costes fijos derivados de la inmobiliaria quedan eliminados y el uso de un centro de negocios se contrata cuando es necesario. Entrevistas con clientes y proveedores, reuniones, jornadas con colaboradores y otros eventos circunstanciales que se tengan que organizar y que el centro pone a disposición de sus clientes, con las salas adecuadas y el soporte necesario.

Otro perfil que recurre al centro de negocios Madrid es el ejecutivo, profesional o empresario que viaja de visita laboral a la capital y necesita tener un espacio que sea una oficina, no un lobby de hotel, tal y como ha venido siendo tradición hasta que los centros de negocios se han expandido.