año escolar en Canada

La utilidad de un año escolar en Canada

El caso es que si bien no es algo privativo para economías elevadas, sí que se estima un desembolso que ronda los 15.000 y 20.000 euros por niño lo que supone costear el curso, el viaje, y la estancia bien sea en residencia o en familia de acogida.

Los menores suelen entusiasmarse con la idea de viajar y tener esta experiencia, pero son los padres quienes consideran que dicha experiencia será de aprovechamiento para curtir su personalidad mientras fortalecen el idioma y el expediente escolar. Y es en este punto donde las agencias que organizan estos viajes informan sobre el sistema de convalidación de materias, ya que la educación canadiense no tiene los mismos grados ni la misma configuración de asignaturas, aunque sí las troncales o fundamentales que deciden la convalidación en España.

Los estudiantes que vayan a pasar un año escolar en Canada podrán elegir entre centro privado o público, así como una residencia o colegio para estudiantes o una familia en acogida para vivir. Además, Canadá es reconocido por la facilidad de convalidación de las asignaturas y la amplia lista de las mismas, mucho más que en España, aunque hay algunas de ellas que son las fundamentales para tener convalidado el curso de vuelta y son Literatura, Matemáticas e idioma. 

Es importante que la agencia facilite toda la información detallada a las familias, tanto del curso que eligen como de las características del viaje porque son menores y viajan solos en condiciones diferentes a los adultos. Este detalle se tiene en cuenta desde la contratación del vuelo con la propia compañía, así como la agencia tendrá en cuenta la recogida de los niños en el aeropuerto para llevarles a su lugar de residencia.

Allí disfrutarán también del deporte, una actividad que es especialmente llamativa al contar con tal grado de Naturaleza que permite tener una experiencia singular para todos los alumnos internacionales. Lagos y montañas son parte de un paisaje de abrumadora belleza para sorprender a cualquiera.

La inmersión lingüística de un año escolar Canada es más profunda cuando van a casa de una familia, pero también en los internados ya que hay pocos alumnos españoles en los centros y es difícil coincidir con españoles.

Y si los cursos son online y gratuitos, mejor. Es el caso de seguir uno de yoga, una actividad que resulta de gran ayuda para cualquiera que esté pensando en dedicarle tiempo a la salud física y mental para desconectar precisamente en verano. Pero en esa línea está también hacer un curso sobre iniciación al veganismo basado en la dieta, las costumbres o el ejercicio outdoor.