agua-marina

Analizando la calidad del agua marina

Los servicios de consultoría marina deben ser proporcionados por los laboratorios acreditados, que cuentan con profesionales de las diversas áreas relacionados, así como con los medios técnicos para llevar a cabo tareas de muestreo y análisis, entre otras actividades.

El muestreo de aguas y sedimentos permite el análisis exhaustivo del medio que determine sus condiciones a través de informes análiticos. Dichos procedimientos abrazan diferentes servicios, tanto para empresas privadas como para administraciones públicas: análisis fisicoquímicos, microbiológicos y biológicos, tanto de aguas marinas como de sedimentos, la caracterización estratigráfica de los sedimentos, así como también la obtención de parámetros geotécnicos superficiales.

 

Monitoreo de la calidad de las aguas

El impacto del hombre en la naturaleza es una realidad; a pesar de que es innegable la existencia de grandes hazañas relativas a la evolución y expansión de la raza humana en su relación con la naturaleza, en ocasiones sus acciones producen modificaciones y cambios de orden natural en los ecosistemas, con graves consecuencias para el ambiente. Algunas de estas acciones afectan al medio acuático, razón para la cual resulta imprescindible proceder al monitoreo de su calidad para comprobar que no se produzcan alteraciones que supongan un riesgo.

Algunos de los aspectos que pueden afectar a la calidad del agua son desde el vertido de sustancias contaminantes al medio como la existencia de un exceso de nutrientes que pueda derivar en la producción de sustancias tóxicas como el sulfuro de hidrógeno, muy perjudiciales para este ecosistemas. El aumento de la concentración de metales pesados también representa un peligro para el equilibrio marítimo e incluso puede representar un peligro para el ser humano, ya que no son biodegradables y su presencia persiste en el medio.

 

Procedimiento a seguir

Con tal de determinar estas y otras variables relativas al medio marítimo, los laboratorios ambientales desarrollan toda una serie de acciones centradas en el monitoreo del agua y de los sedimentos de una forma continuada y exhaustiva. De esta manera, es posible determinar y analizar la existencia de elementos nocivos para la calidad del agua que resulten un riesgo y que puedan afectar al desarrollo de diferentes tipos de proyecto.

Dentro del procedimiento a seguir se tendrán en cuenta tanto variables de tipo biológico (para así poder determinar de forma efectiva el estado biológico del medio) así como de tipo químico (detección de posibles sustancias); de los resultados globales se extraerá un diagnóstico mediante el cual proceder a partir de ese momento.