Saco nórdico con cremallera

Parte de la ropa de cama es el saco nórdico, este es el instrumento apropiado de descanso por las noches especialmente las de invierno ya que mantiene a la persona resguardada del frío. Sin embargo para los niños es difícil conservar este sobre sus cuerpos por el movimiento.

Una solución muy efectiva para ello la han establecido los fabricantes de ropa para cama infantil, con sus diseños alternativos de los edredones y los sacos nórdicos; estos se han diseñado con un sistema de agarre que proporciona protección al niño.

El denominado saco nórdico con cremallera es una alternativa apropiada que es diseñada para agarrarse al edredón de la cama, de esta manera se forma un espacio entre ambos elemento similar a una pequeña funda.

Es en este espacio donde estará el niño, allí por más que el se mueva el saco nórdico lo mantendrá perfectamente abrigado, esta solución es perfecta para las noches de invierno cuando el frío es inevitable y es muy fácil de instalar.

Otro añadido que poseen algunos sacos nórdicos es un bolsillo interno extra donde se puede colocar una manta térmica para proporcionar mayor calor a los bebés, un elemento muy apropiado cuando las temperaturas llegan a bajo 0.

Por otro lado durante el verano este saco no será un problema ya que la manta térmica es fácil de retirar y el saco se puede desprender del edredón de la cama sin problemas. Una característica importante de estos elementos también es el material en el que estén elaborados.

A nivel comercial el saco nórdico con cremallera es elaborado en diversos materiales, algunos son en tela afelpada o similar al material de los peluches y otros son en textiles antialergicos e hipoalergénicos, esta segunda opción es la ideal para los niños.

Aunque para muchos infantes el material afelpado sea de su agrado por su suavidad y lo divertido del mismo, la realidad es que como padres los adultos deben limitar su uso y restringirlo de las horas de dormir, la que este material genera mayor número de alérgias.

Este material afelpado retiene más polvo, pelusas y ácaros que el material antialergico; esto también se ve fundamentado en las indicaciones de los pediatras a nivel mundial que restringen su uso, ya que las alergias en infantes se intensifica con su uso.

Por otro lado un edredón o saco hipoalergénico es aquel cuyos tejidos son a base de algodón con un recubrimiento semisintético, que logra alejar las bacterias y el polvo de la cama del infante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *